Inhalar cada amanecer tu aliento fresco a mariposas muertas. Dibujar una cacerĂ­a de alces en el espejo y desvanecer cada recuerdo con un beso.